sábado, 21 de julio de 2012

ESPIRALES DE PATATA



El pasado mes de noviembre visitamos en Barcelona un evento llamado Creativa, salón de las manualidades, labores y bellas artes.
En uno de los stand, un individuo con dotes de embaucador ofrecía este inútil instrumento a los incautos que circulábamos por allí.
Con 10 eurillos y la ayuda de mis sobrinas Eva y Ana (ir de compras me da sarpullido), adquirimos el artefacto que aparece a continuación.  

Ingredientes para 1 individuo tontaina
  • 1 patata gorda
  • el utensilio inútil

Tiempo de preparación: unos 25 minutos (o más).


1.Se clava el invento en la patata previamente pelada.

2.Se ejerce un movimiento giratorio combinado con otro de empuje que permita que el infernal artilugio se clave en la pobre patata.
PODEMOS APRECIAR QUE LA PATATA SALE COMO SUDANDO

3.Una vez que hemos atravesado el tubérculo, se desmonta el manubrio con forma de hélice situado en un extremo y se desliza el eje por el interior de la patata hasta extraerlo completamente. 

4.No sin poca habilidad, se ejerce un movimiento giratorio sobre un extremo de la espiral hasta conseguir extraerlo como si de un gran tornillo de tratase.
HUSILLO VEGETAL

5.Solo falta freir en aceite bien caliente este ADN de fécula y comprobar que queda como cocido, nada crujiente, sin duda porque la naturaleza no dotó a la patata de las cualidades contorsionistas necesarias para adoptar esta forma.

Disposición adicional primera: Podemos pasar el resto del fin de semana pensando qué hacer con el resto de la solanácea horadada (se admiten ideas).

MENOS MAL QUE ENCONTRAMOS ALGO DE PANCETA PARA PASAR EL MAL TRAGO...

2 comentarios:

  1. la verdad es que da un poco de pena la pobre patata ultrajada

    ResponderEliminar