lunes, 21 de enero de 2013

ANGULAS





LA QUE APARECE EN PRIMER PLANO PRESENTA UNA ACUSADA ESCOLIOSIS, POBRETA...



Durante unas recientes minivacaciones en el delta del Ebro vimos un cartelón que anunciaba un criadero de anguilas y de angulas.
Una vez mas, la tentación venció a la razón, compramos cien gramillos y nos las cenamos entre tres. Éramos cuatro, pero una de las comensales mantuvo su integridad, lo que causó el alborozo del resto. 
Es un sacrilegio no cocinarlas y tomarlas en una cazuela de barro, pero la estricta educación religiosa que recibí no me impide profanar dogmas, mas bien al contrario. Tras esta confesión, aclararé que en el apartamento donde nos alojábamos, lo mas parecido a una cazuela de barro era el perolo que aparece en la foto.
Ingredientes para 2 individuos de memoria frágil:
  • 200 gr de angulas frescas o congeladas
  •   2 dientes de ajo
  • 1 guindilla cayena (opcional)
  • 75 ml de aceite de oliva, sal (mas bien poca)

 Tiempo de preparación: unos 5 minutos.

1.Si las angulillas son congeladas, las dejaremos descongelar toda la noche en la parte de abajo del frigorífico.
2.Poner al fuego la cazuela con el aceite y el ajo fileteado.
3.Cuando el ajo comience a tomar color, echar las angulas.
4.Remover un instante, tapar la cazuela con un plato, separar del fuego y servir inmediatamente.
5.Tras un minuto escuchando el delicioso crepitar, retirar el plato y disfrutar de este manjar.

SOY COCO Y QUIERO MANIFESTAR QUE ESTOS RASMIAS SOLO ME DEJARON PROBAR             ¡¡¡ UNA ¡¡¡

Si alguien tiene interés en saber donde las compramos, en la bolsa venía un mapa.

INSTRUIR DELEITANDO
Soy consciente de que a todo el mundo no le gustan las angulas, este vídeo va dedicado a todos aquellos que prefieren los angulos.  


2 comentarios:

  1. Soy COCO, la angula estaba buena pero prefiero un buen trozo de jabugo.

    ResponderEliminar