martes, 26 de febrero de 2013

LECHECILLAS DE TERNASCO



En Madrid les llaman mollejas, pero en Aragón lechecillas.

Es una glándula llamada timo que tienen los corderitos en el cuello, entre la cabeza y el corazón y que desaparece cuando el animal crece. Vaya timo...

No es un producto barato, pero de vez en cuando merece la pena darnos el capricho.

Ingredientes para 1 individuo pobre en colesterol:
  • 150 gr de lechecillas de cordero
  • 6 dientes de ajo
  • 1 patata
  • Aceite de oliva, sal
Duración: unos 25 minutos.

1 Limpiar las lechecillas de telillas y trozos de grasa que puedan llevar pegados, lavarlas y secarlas muy bien.
2 Pelar la patata, lavarla, partirla en cubitos y freir en una sartén con aceite de oliva.
3 Poner otra sartén con aceite y echar las lechecillas bien secas. Tapar porque saltan como demonios. Cuando comiencen a estar doradas añadir los dientes de ajo chafados y sin pelar.
4 Cuando estén doradas escurrir bien, juntar con las pataticas, salar todo y tomar recién hechas en plato precalentado.

4 comentarios:

  1. A mi me vuelven loca, mi madre nos los hacía cuando eramos pequeños, me gustan mucho con ajitos y muy bien fritas.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Laura, este plato (como la mayoría) trae recuerdos muy gratos.

      Eliminar
  2. Felicidades por tu blog!

    Si entras en el mío recibirás una sorpresa...optas al premio BEST BLOG

    !http://lacbuenacocina.blogspot.com.es/

    SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa, tienes unos interesantes blogs

      Eliminar